¿Para qué sirve el Fluconazol?

Existen varios remedios para la candidiasis, uno de los más usados es el fluconazol. Se trata de un medicamento antifúngico y antimicótico que tiene como principal indicación el tratamiento de la candidiasis genital en las mujeres, pero también puede utilizarse para tratar las micosis cutáneas y la candidiasis en los hombres.

Tomado por vía oral y a menudo en una sola dosis, el fármaco impide el crecimiento del hongo y tiene un alto índice de curación. Comprenda más sobre el medicamento, cómo tomarlo y las contraindicaciones a continuación.

Índice

    Composición

    Aunque también puede administrarse en forma inyectable, la presentación más habitual del fluconazol es en cápsulas con 150 mg del principio activo, más excipientes -material sin acción terapéutica utilizado para "construir" la cápsula.

    Para qué sirve

    Candidiasis vaginal aguda

    La principal indicación del fluconazol es el tratamiento de las infecciones vaginales por Candida albicans, un hongo que vive de forma natural en la flora vaginal y que puede sobrecrecer ante situaciones que desequilibran la microbiota y el pH de la región. Los síntomas más llamativos son el picor, el dolor y el ardor al orinar.

    Prevención de la candidiasis recurrente

    Otra indicación es como forma preventiva para reducir las candidiasis recurrentes, es decir, las que se producen tres o más veces al año. Antes de utilizar el tratamiento para este fin, es necesario hablar con el ginecólogo y definir el esquema ideal de toma.

    Balanitis causada por Candida

    La infección por el hongo Candida rara vez causa síntomas en los hombres, cuando esto sucede, se manifiesta como balanitis (infección del glande) o balanopostitis (infección del prepucio). Los síntomas son hinchazón, dolor, enrojecimiento y formación de placa blanca. El fluconazol también puede ser un tratamiento indicado en estos casos.

    Dermatomicosis

    El fluconazol también puede utilizarse para tratar las micosis de la piel. Además de las infecciones cutáneas por Candida, puede tratar la Tinea pedis (pie de atleta), la Tinea corporis (dermatofitosis del cuerpo), la Tinea cruris (dermatofitosis de los pliegues inguinales) y la Tinea unguium (micosis de las uñas).

    Nombres comerciales

    El medicamento se encuentra en opciones genéricas con el nombre de Fluconazol y también en formas comerciales como Triazol, Fluconal, Zoltec, entre otras.

    Indicación

    El fluconazol está indicado para tratar las infecciones fúngicas, como la candidiasis genital en las mujeres, la balanitis en los hombres y las micosis de la piel y las uñas.

    Acción esperada

    Según el prospecto del fluconazol, el medicamento bloquea el crecimiento de los hongos impidiéndoles sintetizar los compuestos esteroideos necesarios para su supervivencia. Según los estudios, la tasa de curación es de hasta el 99% en los casos de candidiasis en las mujeres.

    Cómo tomar fluconazol

    La forma de tomar fluconazol es oral y las dosis varían según la gravedad de la alteración de la salud. Siempre está indicado hablar con el médico para definir la dosis más adecuada.

    En los casos de candidiasis vaginal y balanitis, el prospecto indica el uso de una única dosis oral de 150 mg. Para la profilaxis de la candidiasis de repetición, puede estar indicada una dosis mensual (150 mg) durante un período de 4 a 12 meses. En la dermatomicosis, están indicadas dosis semanales de 150 mg durante 2 a 4 semanas. En las micosis de las uñas, una dosis semanal (150 mg) hasta que la uña infectada sea sustituida por el crecimiento.

    Efectos secundarios

    Las reacciones más comunes incluyen dolor de cabeza, dolor abdominal, diarrea, náuseas, vómitos, reacción alérgica en la piel y cambios en las sustancias del hígado. Menos comunes son el insomnio, la somnolencia, las convulsiones, los mareos, las flatulencias y la sequedad de boca, entre otros. También se han descrito raros casos de toxicidad hepática.

    Contraindicaciones

    El fármaco está contraindicado para cualquier persona que tenga sensibilidad al fluconazol o a otros componentes de la fórmula.

    También está indicado replantear el uso antes de utilizar el medicamento junto con los siguientes fármacos: cisaprida, terfenadina, astemizol, pimozida, quinidina y eritromicina. En estos casos, puede haber alteración del ritmo cardíaco.

    ¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas?

    El fluconazol no debe ser utilizado por mujeres que quieran quedarse embarazadas o que lo estén, a menos que se trate de infecciones fúngicas graves y los riesgos potenciales sean menores que los beneficios. Esta decisión debe tomarse junto con su ginecólogo.

    Interacciones con medicamentos y alimentos

    El fluconazol puede interactuar con algunos medicamentos, como la cisaprida, la terfenadina, el astemizol, la pimozida, la quinidina y la eritromicina, por lo que debe informarse al médico en caso de utilizar alguno de estos medicamentos.

    Los anticoagulantes, las benzodiacepinas, la prednisona y otros medicamentos también pueden cambiar con el uso del medicamento para la candidiasis.

    La absorción del medicamento no se altera si se toma mientras se come.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir