Fiebre amarilla, síntomas y como evitar la enfermedad

Índice

    ¿Qué es la fiebre amarilla?

    Esta es una enfermedad viral hemorrágica y aguda, siendo así se le da por nombre de fiebre amarilla debido a que uno de sus síntomas es la ictericia que es en la que se presenta el conocido color amarillo en nuestra piel, esta patología es contraída comúnmente en zonas tropicales tales como América Central, África y Sudamérica, y sus principales portadores son los mosquitos que se encuentran en estas zonas.

    Existe un porcentaje menor de personas que tienen síntomas de gravedad al tener esta enfermedad, en la mitad de este porcentaje, encontramos que los individuos contagiados mueren dentro de 8 y 10 días aproximadamente luego de contraer la fiebre amarilla, por lo tanto, es un mal que se puede combatir con las precauciones adecuadas y en el tiempo pertinente, por ello le diremos que precauciones tomar ante esta patología.

    ¿Qué tipo de síntomas se manifiestan al ser contagiado por fiebre amarilla?

    Posteriormente luego del periodo de 3 y 6 días de la picadura del mosquito, los contagiados comenzaran a presentar síntomas como dolor de cabeza, fiebre, dolores musculares, mareo, pérdida del apetito, náuseas y vómitos y por ultimo presentaremos enrojecimiento de la cara, ojos y también en la lengua, sin embargo estos síntomas pueden desaparecer con el tratamiento pertinente, una vez visitado el médico de su confianza pero al pasar a tener la ictericia que es cuando adquirimos el color amarillo en nuestra piel, allí si comienza a ser mucho más peligrosa esta enfermedad, ya que entraríamos a una fase que se le denomina como fase toxica, en ella también no falta la presencia de vómitos de sangre, tomando en cuenta que la mitad de los casos que llegan a tener estos síntomas graves, mueren mayormente por no haber tenido las precauciones necesarias como la de vacunarse.

    Prevención contra la fiebre amarilla

    A pesar de que gracias a la ciencia medicinal se hayan logrado importantes avances en como contrarrestar esta patología, aun está presente en muchas regiones del mundo, sobre todo en las zonas tropicales, así que la mejor forma de prevenir un posible contagio de ella es vacunarse porque esta vacuna ofrece una protección contra los agentes de la fiebre amarilla de casi 100%, tanto es así que incluso una sola dosis puede combatir esta enfermedad toda una vida, aunque aun así una persona que no se encuentre vacunada contra la fiebre amarilla, y resulta ser contagiado, gracias a los avances en la medicina, con una atención medica se logran reducir los síntomas de gravedad, pero esto no quiere decir que deje de ser más riesgoso para ese individuo que no se haya vacunado.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir